viernes, 1 de octubre de 2010

TOCO TU ESPALDA

Toco minuciosamente tu espalda
desde adentro.
Tu obscuridad
es la luz de mi sexo:
das sentido,
orientación,
a esta vida.
Antes, tu espalda me condujo
a la pendiente más pronunciada
de tu cuerpo.
Tu plenitud me llena.
Sostengo tus nalgas
con mis diez dedos separados
abriendo un poco más,
con terca suavidad,
lo que ya estaba en ti muy abierto,
y entro muy lentamente
con mi sonrisa
erecta, palpitante, ciega.
Ahí eres mi convulso universo
mi obscuro paraíso táctil,
mi búsqueda de ver dentro de ti
esta revelación extrema,
mi respiración intermitente,
saber y luego no saber
lo que es entrar en trance,
como la luna cada mes
hacia su esfera,
clara u obscura.
Pero mi ciclo lunar en ti,
siempre creciente, culmina
en el sol de tu sonrisa.
Toco tu espalda desde adentro
y tu obscuridad me ilumina.


------------------------------------------------
Foto de Martín Gavica, puesta en escena por Claudia Lavista para el libro Silencios, de Ana Belén López.

7 comentarios:

Sol dijo...

Hermoso ... (un nudo en la garganta) nada más puedo agregar.

Claus-Monik dijo...

Cautivador sin duda ...Gracias por permitir volar de ésta forma la imaginación....

Roberto Martinez dijo...

Hipnotizante redacción.

Roberto Martinez dijo...

Hipnotizante redacción. Excelente.

RilkeRainer dijo...

Mi respiración se ha detenido...no encuentro como reactivarla...Que hermoso...

Lúgubre dolor de desconsuelo y mi alma triste suspira en melancolia, que se desvanece al leerte...

Anónimo dijo...

Me gustó mucho realmente excitante!

Anónimo dijo...

Una belleza que provoca suspiros!!!!!