lunes, 6 de junio de 2011

ENTRE EL NARANJO Y EL MAR




Entre el naranjo en flor
y el mar
entre tus piernas, 
el viento te trae
hasta mi rostro:
te miro porque te huelo, 
y al olerte te escucho,
tus sabores en los dedos
y en las uñas tus sonidos.
En el oleaje encrespado
de tu pubis 
hundo todo lo mío,
sueños, memoria, ideas,
y navego lentamente
tus olores,
tu sonrisa.
Tus anhelos huelen,
saben, hacen ruidos
diminutos, líquidos.
Así dices mi nombre,
ese sonido,
mientras mis dedos 
pacientes y curiosos,
lentos, casi detenidos
abren 
y acarician
detalladamente 
los gajos
labiales,
la fruta púbica,
que casi
has puesto
con tu mano
poderosa
en mi boca.


............................................
Para escucharlo leído por el autor y con un comentario sobre Claudio Bravo, aquí, en la revista virtual @SinEmbargomx

5 comentarios:

GAB dijo...

Maestro: Siempre un gusto darse la vuelta por aqui.

saludos!

Helena Vidaurri de la Cruz dijo...

Hermoso, evocador de los sentidos, las sensaciones y los sentimientos. Gracias por compartirlo Alberto

Toni Aznar dijo...

Me gustó, poema de carne y huesos.
Plenamente vivo y sensorial.
Un placer los paseos por tu blog.

http://lamaalquerida.wordpress.com/ dijo...

es fascinante como las palabras siempre son mas eroticas que las imagenes

** Za!dm! ** dijo...

divino!