jueves, 15 de noviembre de 2012

MI DURO VAIVÉN ENTROMETIDO



De nuevo en ti.
De nuevo muevo aquí
un sueño, dos anhelos,
mi duro vaivén entrometido,
mi sangre delirante.
Mi oleaje entre tus piernas
y su espuma.
Mi arena removida
mar adentro.
De nuevo soñé que entraba en ti
como desliz apetecible y absoluto,
como si hundiera mi cabeza
al otro lado del espejo.
De nuevo tus piernas y las mías,
multiplicaban sus andanzas,
mil caminatas
en el aire.
La danza prometida.
El sueño de andar, muy juntos,
en varias realidades
y distintas direcciones
simultáneas.
Tu ibas y yo contigo y sin ti,
era aire entre tus piernas,
y piedra en el fondo,
donde confluyen tus dos ríos.
Habitante obscuro de tus pasos:
A veces luz perdida,
a veces sombra
del deseo que palpita
sin cesar
camino
al cielo,
en ti,
en mí,
paso a paso.

----------------------------------------
Ilustración: "Escultura viva", de Hans Breder, 1973.
Este poema, leído por el autor
en un video de homenaje a Breder: