sábado, 8 de mayo de 2010

EL SOL DIBUJA

Esa gata te imita:
tendidas en el sofá
miran al mundo
mirarlas.

Y el sol atrás 
dibuja palmeras fugaces
para abanicarte.
Un barandal y el mar
se perfilan
a tu espalda
llamándote
sin respuesta.
Tal vez los escuchas
mientras me miras.

Tu sofá,
como una ola
detenida
en su momento más alto.
Y tú sobre la ola,
como aparición
de una Venus reclinada
y con gatita.

Mientras atrás
el sol dibuja
y dibuja tenaz
contra el viento
cada detalle
de esplendor
en el mundo
que creaste.




1 comentario:

Berenice dijo...

Amo tu poesía, Alberto. ¡Gracias!