martes, 6 de abril de 2010

BAJO EL CIELO DE CELIA

Estar contigo es festejar
lo excepcional de cada día:
      la inesperada aparición de la glicina
con la promesa perfumada
que inundará la veranda,
      el sabor expansivo
del vegetal inusual
que esta mañana descubriste
en el mercado
y transformaste
con tu fuego
en sorpresa del paladar,
      la cosa extraña y bella
que las manos
de alguien en algún lugar
lejano y desconocido,
para todos pero no para ti,
creó con sabia pasión artesanal
ante tus ojos: aparición radical,
epifanía propiciada por tu afán
de gozarla, de compartirla,
      la escena vivida
hace poco o hace tiempo
que relatas entusiasmada
con lúcida visión
dando a este mundo un orden
mejor que el que tenía
antes de que tú lo contaras,
      tu tenaz crónica visual de lo vivido
que muy poco después
nos hace apreciar
la fugacidad y la plenitud
de cada instante,
      el nuevo amigo que acercas
a la mesa y a nosotros
como un descubrimiento,
      los amigos de siempre
atados
a lo que compartimos mejor
por el nudo más fuerte:
el de tu afecto,
      y los hijos y los hijos de los hijos,
aflorando en los rituales festivos
que tu tejes para que florezcan
simplemente enriquecidos por ellos,
      y al mismo tiempo y sin decirlo,
por tu presencia,
como todos nosotros
festejando hoy y siempre
la delicada música
de tu conversación.

      Estar contigo es celebrar
con todos los sentidos
la persistencia alegre
y simple de la vida
compartida
bajo este cielo
del color
de tu mirada
donde tú logras
que se respire
mejor.
-----------
En el cumpleaños 80 de Celia, 10 de marzo 2010.



1 comentario:

ADICTAALAPOESIA dijo...

Recién te descubro... que delicia es leerte. Pero especialmente este poema para Celia...

Tenemos una página: www.adictosalapoesia.org

nos daría gusto recibir tus comentarios...

Mirna V. Viveros