martes, 6 de abril de 2010

DECIR ES DESEAR

La boca que dice es sexo que canta.
Decir es desear
 y tocar con manos invisibles.
Decir es saborear al mundo
                    y ser devorado por él.
Decir es entrar en la selva 
con los ojos cerrados.
Decir es soñar y actuar el sueño.
Decir consume nuestro aliento
pero nos da existencia.
Decir conjura las ausencias.
Decir es parvada de nubes
         y polvo en estampida.
Decir hace llover, apaga estrellas,
         retira mares, rompe piedras.
Decir es música muy lenta.
Decir nos conduce al fondo del silencio: 
         un abismo habitado de deseos.
Decir es y no es.

8 comentarios:

Monserrat sin t. dijo...

Dilo otra vez.

Monserrat sin t. dijo...

Dilo otra vez.

Helena dijo...

absolutamente sensual, maravillosa forma de empezar el día. Gracias

Eugenia dijo...

Por eso todos los días te digo que te quiero.

Sandra D,Roig dijo...

Diciendo, diciendo la vida se cuela por los dedos.
Un abrazo

Gloria Ortega Pérez, Editora dijo...

Digo que existo e insisto.
Muy bello, Alberto.
Un beso

Ophir Alviárez dijo...

Decir es sentir cada uno de los versos y aprehender la vida en ellos...

Tan suave y gentil...

Ophir

Gaby Hgo dijo...

me encantan tus novelas, ayer termine de le Elogio del Insomnio. Quisiera ocupar mis insomnios en soñar las cosas que te inspiran a escribir así.